Desde mi ventana

Publicado agosto 14, 2007 por Guzmán Sevilla Ramos
Categorías: Meteorologia, Mis fotos

El pasado 12 de agosto por la noche pudimos contemplar una tormenta desde el litoral de Barcelona. Con abundante aparato eléctrico y una significativa precipitación. Los valores a las 21:00 h se situaban en torno a los 15.5ºC de temperatura seca, un 96% de humedad relativa y una presión atmosférica de 1015 hPa. Datos obtenidos del Observatori Fabra.

dsc_0018.jpg

dsc_0042.jpg

dsc_0055.jpg

Correr o ser comido

Publicado julio 10, 2007 por Guzmán Sevilla Ramos
Categorías: Biocombustibles, Cambio climático, Energía, Suelos

Una de las consecuencias mal llevadas del cambio climático es la búsqueda a cualquier precio de “soluciones” energéticas, intentar cumplir de cualquier forma con el protocolo de Kyoto parece una prioridad para los Gobiernos. Hoy leo una noticia en El País acerca de esto mismo, “El precio de las semillas vegetales se dispara por los biocombustibles”.

Desarrollar estos combustibles ha comportado un aumento sustancial en el precio de cereales, piensos y semillas para producción de aceites (especialmente girasol). Según indican, este incremento se prolongará hasta alcanzar un equilibrio entre oferta y demanda para usos industriales y alimentarios.

¿Cómo puede equilibrarse si una demanda no acaba sino siendo un crecimiento? Se confunde el desarrollo sostenible con el crecimiento sostenido y la superficie de la tierra no puede ser cultivada exclusivamente para biocombustibles. Se requiere una regulación de usos entre los que deben tenerse muy en cuenta el alimentario y uno primordial que se olvida siempre, el uso natural del suelo como tal, como estabilizador de ecosistemas, ecosistemas que son la base del funcionamiento correcto del planeta (Gaia). Si la mitad de la Tierra es superficie cultivable y no sobran alimentos, ¿cómo vamos a cultivar también ahora biocombustibles? ¿destrozando la otra mitad?

Que suba el precio de semillas vegetales nos afecta a todos como consumidores, pero el uso masivo de biocombustibles nos afecta a nosotros y al planeta del que somos parte, y no queda sin respuesta.

520235463_caab989e36.jpg

Fotografía obtenida de LeChatMachine (Flickr).

Estrategia por los suelos

Publicado julio 7, 2007 por Guzmán Sevilla Ramos
Categorías: Cambio climático, Gaia, Suelos, Tierra

logo2.jpgEn septiembre de 2006 la Comisión Europea aprobó una estrategia dedicada específicamente dedicada a la protección de los suelos. La estrategia consiste en una Comunicación de la Comisión al resto de instituciones, en la que se establece el marco para futuras actuaciones a lo largo de diez años, detallando los objetivos generales y las medidas de actuación, la propuesta de una Directiva y un informe que presenta un análisis del impacto económico, social y ambiental de las diferentes alternativas y de las medidas finalmente acordadas.

Ahora que está tan de moda la recalificación de suelos y la desertificación de los mismos, iremos viendo en qué estado nos encontramos.

Que no son gigantes, sino molinos de viento

Publicado junio 29, 2007 por Guzmán Sevilla Ramos
Categorías: Cambio climático, Energía, Lovelock

En un artículo de reciente publicación en el diario El País, del martes 26 de junio, se informa que Cataluña puede llegar a cubrir su demanda de electricidad mediante la utilización de las llamadas “energías verdes o renovables”. Basta con reducir a la mitad la demanda de electricidad actual y valerse de energías eólica y solar durante los meses de verano y primavera, complementándolas con otras energías tipo hidráulica, geotérmica y de biomasa. Para dar cumplimiento a la energía eólica, se prevé instalar unos 3267 aerogeneradores.

En su libro “La venganza de la Tierra”, James Lovelock nos comenta en su capítulo 5 sobre fuentes de energía, y más concretamente sobre la energía eólica una serie de aclaraciones, que bién pueden venir a este momento. Las condiciones de calentamiento de las masas de agua y continentales vienen a generar las denominadas células de Hadley, es decir, a definir la circulación atmosférica en la Tierra. El cambio climático (que sin lugar a dudas ya comenzó), puede llegar a modificar esta serie de corrientes atmosféricas, haciendo que las células de Hadley se ensanchen y desplacen, por tanto, a cambiar los vientos dominantes en la superficie terrestre.

A estas modificaciones en la circulación atmosférica hay que sumar lo poco eficientes que son los sistemas actuales de generar electricidad a través del viento, las dificultades en el almacenamiento de dicha energía, y otro aspecto importante a tener en cuenta, que los anticiclones que pueden llegarse a situar en verano y en invierno no favorecen en nada la generación de vientos y por tanto de energía eléctrica a través del estos aerogeneradores. Si a ello sumamos que en verano y en invierno hay puntas de consumo por aire acondicionado y por calefacción, podemos hacernos una idea de la eficacia del sistema.

No se está diciendo que no sean útiles los aerogeneradores, pero 3267 equivalen a ocupar una superfície aproximada de 2722.5 Km2, es decir, para seguir con el ejemplo de Cataluña, sería como tener llena de aerogeneradores las comarcas catalanas del Barcelonés, Baix Llobregat, Anoia y Bages (un contínuo de aerogeneradores desde la costa de Barcelona hasta la ciudad de Cardona en su límite más al norte). Esto nos muestra el tremendo impacto no sólo paisajístico que tendría dicha obra, si además tenemos en cuenta que estas comarcas ya están pobladas y que no sirve cualquier zona para colocar aerogeneradores, esto nos reduce drásticamente la situación de los mismos.

Estudios realizados por pioneros en Dinamarca, reconocen que es un error basar estrategias energéticas únicamente en la actual energía eólica, llegando a ser unas 3 veces más cara que la nuclear o de gas (estudios daneses de Niels Gram e ingleses de la Royal Society of Engineers).

Debemos cumplir con el protocolo de Kyoto, pero no a cualquier precio, destrozar los ecosistemas (que ya tienen su función, y no sólo paisajística) para colocar campos de aerogeneradores no es la solución, a parte de no ser eficiente ni tan “verde o sostenible” como se quiere mostrar.

Una combinación de tipos de energías (incluida la temida nuclear) puede ralentizar de una forma inmediata el ya iniciado cambio climático.

Imagen obtenida de The Alieness GiselaGiardino 23 (Flickr).

113323784_9480c02344.jpg

Desde mi ventana

Publicado junio 16, 2007 por Guzmán Sevilla Ramos
Categorías: Meteorologia, Mis fotos

Esta semana se han desarrollado unos cumulonimbos con ánimo de descargar lluvia, pero al final nada, tan sólo nos han dejado humedad y un pequeño arco iris. Los valores eran el 14 de junio a las 15:50 h de 30ºC, 70 % de humedad relativa y unos 1010 hPa. Según dicen, se puede avecinar la semana que viene una buena ola de calor.

dsc_0033.jpg

dsc_0007.jpg

dsc_0009.jpg

Sumideros de dióxido de carbono

Publicado mayo 23, 2007 por Guzmán Sevilla Ramos
Categorías: Cambio climático, Dióxido de carbono, Gaia, Travertinos

En los artículos sobre “La Venganza de la Tierra“, de James Lovelock, comentamos y seguiremos comentando que uno de los generadores de cambio climático es el incremento excesivo de niveles de dióxido de carbono en la atmósfera, tendencia que se ha ido acelerando desde la era industrial.

Están ocurriendo una serie de respuestas positivas en los sistemas que afectan al clima, entendiendo como respuesta positiva aquella que provoca por sí misma una potenciación de la misma respuesta. Entre estas encontramos por ejemplo el aumento de temperatura, que provoca un deshielo y la disminución del albedo (o la reflexión de los rayos solares), esta disminución de albedo provoca un calentamiento de la superficie de la tierra y más deshielo (hablaremos de estos efectos en otro capítulo próximo de La Venganza de la Tierra).

Pues bién, ante esta serie de respuestas positivas, también se ha encontrado alguna respuesta negativa, la denominada “absorción de las rocas“. El clima desgasta las rocas, la lluvia erosiona el paisaje. El dióxido de carbono que lleva disuelto el agua de lluvia reacciona con las rocas para formar bicarbonato cálcico soluble en agua. Los ríos llevan esta solución hasta el océano. Se pensaba que este sumidero era púramente químico, pero hoy se sabe que la presencia de organismos en las rocas (microrganismos y macrorganismos) favorecen este fenómeno, por tanto, eliminación de dióxido de carbono. Otro mecanismo de autorregulación de Gaia.

Existe cierta variante en la relación antes explicada, y que tenemos cerca de casa, es la de la formación de los travertinos (un día les dedicaré un artículo). El travertino no es más que una formación mineral producida por la precipitación de compuestos calcáreos disueltos en el agua. El dióxido de carbono del aire disuelto en el agua de lluvia, pasa a los medios acuáticos (torrentes, ríos, lagos,…) este dióxido de carbono puede permanecer disuelto como tal, ser absorbido por los organismos acuáticos o reaccionar formando iones carbonato y bicarbonato. Estos iones pueden seguir curso abajo en los ríos e ir a los océanos, o si las condiciones son favorables, precipitar en forma de rocas, formando los travertinos.

Para esta precipitación, los organismos que forman su superficie son importantes, pero también las condiciones del curso en donde se forman (de nuevo el medio y los organismos interrelacionados). El resultado es la formación de estructuras rocosas en el cauce, con diferentes formas, tanto minerales como de los organismos que han favorecido su aparición.

Y como resultado, un secuestro y mineralización del dióxido de carbono.

dsc_002.jpgdsc_0019.jpgdsc_0022.jpg

Desde mi ventana

Publicado mayo 19, 2007 por Guzmán Sevilla Ramos
Categorías: Meteorologia, Mis fotos

18 de mayo de 2007. Día soleado, tranquilo, se aproxima un cambio de tiempo. Fotos tomadas entre las 20:00 y las 20:30 h. Temperatura 16ºC, humedad relativa 70%, 1015 hPa.

dsc_0015.jpgdsc_0020.jpg